El embarazo es el momento donde el cuerpo de la mujer sufre más cambios (Estructurales, hormonales y emocionales), con un objetivo fundamental, darle espacio al bebé para que crezca dentro de su vientre, y prepararse para el parto. Por ello  durante el embarazo hay más laxitud ligamentaria, los ligamentos que sostienen nuestras articulaciones son más elásticos y los movimientos más flexibles, todo ello debido a la producción de muchas  hormonas como la  relaxina, progesterona, estrógenos...etc

Muchas de las molestias que se tenían antes del embarazo, se ven agudizadas conforme van pasando los meses de gestación (Ciática, lumbago, pubalgias, dificultad al respirar...etc)

¿Qué mejor manera para cuidarse que hacerlo de una forma natural? La columna vertebral y la pelvis de la futura madre sufren muchos cambios a medida que el embarazo avanza y con ello aumenta el riesgo de interferencia en el sistema nervioso., por lo que cuidar de la columna vertebral a lo largo del embarazo es la mejor manera de mantener nuestro cuerpo con la mayor vitalidad posible.

La Quiropráctica proporciona mayor energía, mayor capacidad de adaptación en este periodo de grandes cambios, te ayuda a paliar las posibles molestias derivadas del embarazo (ciáticas, cefaleas, nauseas, cargas musculares,…), mejorará la posición de tu hijo en el útero, necesaria para un buen parto, y disminuirá considerablemente el tiempo de parto.

 

 

Quiropráctica Santamaría. Todos los derechos reservados. 2014 ®

Queda prohibida la copia de los materiales incluidos en esta web sin autorización expresa por escrito de Quiropráctica Santamaría.

Política de Privacidad